.. A la memoria de mi padre: D. José Berni Gómez q.e.p.d. iniciador de esta colección

COLECCIONISTA DE VITOLAS DE PUROS
JUAN ALBERTO BERNI GONZALEZ (vitólfilo)   A.V.E. 1415

.

. el tabaco y su entorno-activo . La vitola . IntercambiosComprasVentas .


Grandes Tabaqueros y sus Marcas

Página Inicial La Vitolfilia La HABILITACIÓN de Caja de Puros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Relacion de Grandes Tabaqueros y sus Marcas

Habilitación Prudencio RabellHabilitación (vista) con retrato de Prudencio Rabell Pubill (*4)


PRUDENCIO RABELL Y PUBILL, mARQUÉS DE RABEL (*)
, al igual que su primo Jaime Partagás Rabell, era natural de la localidad barcelonesa de Arenys de Mar. Su padre, Francisco Rabell y Pallarolas era marino. Con 43 años se casa en segundas núpcias con una joven de 24 años, Antonia Pubill, natural de la Seo d'Urgell, deja la marina y se dedica al comercio, abriendo una tienda de vinos. El matrimonio tuvo seis hijos: Francisca, Ángela, Francisco, José, Beatriz y finalmente en 1835 nace Prudencio, el personaje que nos ocupa.

Fabrica "La Legitimidad",
de Prudencio Rabell (*5)

El 1836 es un año trágico para la familia Rabell, pues fallecen su esposa, su hija Ángela y su madre, quedando en una situación muy problemática con negocio es precaria, ve muy difícil salir del atolladero con cinco hijos que mantener y decide traspasar la taberna, pedir un préstamo aportando su propia casa como garantía y emigrar a Cuba en busca de nuevas posibilidades. Se constata en el libro de registro de bajas del padrón de Arenys de Mar, la salida de Francisco Rabell, de 57 años de edad, que se traslada a La Habana el 16 de septiembre de 1838, haciendo constar que viajan consigo su hija Francisca (14 años), Francisco (10 años) y Prudencio (3 años). Deja en Arenys de Mar a sus otros dos hijos José Rabell (9 años) y Beatriz (7 años) que viajarían a Cuba al año siguiente para incorporarse a la familia.

Francisco Rabell y Pallarolas, que ya conocía Cuba pues había trabajado allí de marino, va saliendo adelante a base de tesón y duro trabajo, de modo que pudo dar estudios a sus hijos. Pudo casar a su hija mayor, que regresó a Cataluña, y costear los estudios de de piloto de la marina en Arenys de Mar. En 1857 , muerto ya Francisco Rabell y Pallarolas, sus hijos pagan la deuda pendiente que su padre había contraido para poder sacar del atolladero a la familia.

Prudencio, el más pequeño de los seis hermanos, despierto e inteligente, sigue los pasos de su primo, Jaime Partagás y Rabell y en 1850 entra a trabajar con Juan Conill y Pi, negociante de actividades múltiples, entre las que figuran, en primer lugar, las de tabaco en rama. Este importante personaje, llegado a la Isla a principios de la década de 1800, era por aquellos tiempos el más importante almacenista de tabaco en rama de Cuba. Persona de enorme generosidad, constituyó un eslabón inestimable de unión entre Cataluña y Cuba, pues ofrecía sus conocimientos y experiencias a jóvenes catalanes recien llegados, cargados de ilusiones y ganas de trabajar en busca de mejores oportunidades en la isla, llegando incluso a apoyarles económicamente a salir adelante con sus iniciativas.
Quizás uno de los últimos discípulos de Conill, tutelará los primeros pasos de Prudencio Rabell, actuando como su maestro, consejero y protector. Sobre 1860, Rabell domina plenamente el oficio y establece su propio negocio de tabaco en rama.
En el año 1861 contrae matrimonio con la aristócrata habanera, María-Isabel Vázquez, con la que no tuvo hijos.

De perfil marcadamente comercial, característica común de la mayoría de los emigrantes catalanes pues se dedicaron mayoritariamente a los negocios, Prudencio Rabell no trabajó de veguero ni fue cultivador de la planta de tabaco o cosechador, sino que se limitó a negociar y comprar hoja seleccionada con maestría a los mejores cosecheros de Vuelta Abajo, dedicándose a la picadura, hebra y cigarrillos y poco a cigarros puros o tabacos puros, a diferencia de su primo Jaime Partagás Rabell. Ya en 1869 aparecen registradas sus marcas de picadura y cigarrillos: La Hidalguía, El Negro Bueno, El Fenix y Maura, posteriormente se registra La Legitimidad (1880)

El 28 de Abril de 1888, ante el notario J. M. Nuño, según escritura de venta número 218, adquiere a José Susini Ruiseco todo el negocio de los famosos tabaqueros Susini, añadiendo a sus productos la famosa marca La Honradez, marca principal de los anteriores propietarios.

Vitolas del Marqués de RabellDos vitolas marca Marqués de Rabel, una mas antigua con bordes blancos y colores anaranjados.
Vitola_La_HidalguíaAntigua vitola de la marca La Hidalgía, adquirida por Rabell a su primer propietario, la familia Susini (en la vitola Susino).

Fue presidente del Casino Español de La Habana y promotor de toda clase de actividades benéfico-sociales entre los catalanes de la Isla. Regaló material al cuerpo de bomberos voluntarios de La Habana y fue nominado como coronel honorario. De tendencia marcadamente liberal, fue partidario de la política seguida en Cuba por el general Martínez Campos, llegando a la presidencia del partido reformista, que preconizaba un entendimiento entre españoles y cubanos que posibilitara una buena convivencia. Por decreto de la reina regente, María Cristina, el 8 de enero de 1897 fue nominado con el título de Marqués de Rabell.
Prudencio Rabell llego a ocupar grandes puestos dentro de la orden masónica Gran Logia Unida de Colon e Isla de Cuba, llegando a Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de Colon de 1892 a 1894 (*3).

Una vez consumada la independencia de Cuba en 1898, los trusts capitalistas norteamericanos con la Havana Cigar and Tobacco Company a la cabeza compran las empresas de Rabell en pésimas condiciones económicas para él.
En 1900, compra la famosa marca de cigarros puros Romeo y Julieta a Inocencio Álvarez, para venderla tres años mas tarde, en 1903, a José Rodríguez Fernández bajo la sociedad Rodríguez, Argüelles y Cía. En el mismo año, entra a formar parte de la sociedad Vales, Rabell, Costa y Cía, como propietarios de la fábrica de tabacos Ramón Allones (pocos años después, su parte fue malvendida).

Su generosidad, su sentido del honor y respeto a la palabra empeñada, incluso su inocencia, le hicieron que fuera valedor de unos parientes que finalmente le estafan, ayudará también a evitar la quiebra de algunas familias avalandolas con su propio patrimonio. Tantas muchas muestras generosidad, le llevarán irremediablemente a una situación financiera prácticamente insostenible.

En la ciudad de La Habana y en la mayor pobreza, fallece en 1906 Prudencio Rabell Pubill, Marqués de Rabell. Desaparece un excelente político y una figura notable, persona elegante y de gran generosidad. No deja hijos y nadie reclama una herencia ruinosa. El título de Marqués de Rabell sigue vacante desde su muerte.

 

 

FUENTES DE INFORMACIÓN (*)

(*1)     Revista A.V.E. Grandes Tabaqueros. Páginas 49 a 56.  Prudencio Rabell - Marques de Rabell.  Autor: Florencio Giménez Caballero
(*2)     Revista A.V.E. nº 272 Páginas 7 a 14   .  Incidencia catalana en el tabaco cubano.  Autor Santiago Godó Rodés, con la colaboración de Florencio Giménez Caballero en el diseño gráfico.

(*3)     Historia de celebridades masónicas      http://cubamason.foroactivo.net/t4825-historia-de-celebridades-masonicas
(*4)    Libro cien anillas de calidad en la litografía tabaquera. Autores: Florencio Giménez Caballero y Manuel López Rodríguez.

(*5)    Nomenclator comercial, agrícola, industrial, artes y oficios directorio general de Cuba. 1883-1884.

 

 
Contador de visitas a las páginas
de "Grandes Tabaqueros"
Gracias por su interés.
 
058131
     
Contador de visitantes
de esta Web.
 
Counter