.. A la memoria de mi padre: D. José Berni Gómez q.e.p.d. iniciador de esta colección

COLECCIONISTA DE VITOLAS DE PUROS
JUAN ALBERTO BERNI GONZALEZ (vitólfilo)   A.V.E. 1415

.

. el tabaco y su entorno-activo . La vitola . IntercambiosComprasVentas .



Página Inicial La Vitolfilia La HABILITACIÓN de Caja de Puros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Relacion de Grandes Tabaqueros y sus Marcas


La familia de industriales tabaqueros canarios fuentes cabrera la componen cinco miembros en total, los cuatro hermanos, Humberto, Eufemiano, Pedro y Fernando, por este orden, y un quinto miembro, Pedro Díaz Fuentes, primo hermano de éstos. Todos ellos nacieron en la ciudad de Telde, a unos 20 Kms. de la capital de la isla de Gran Canaria (Las Palmas), donde pasaron su niñez y parte de su juventud. De los cinco, Eufemiano Fuentes Cabrera sería el pionero y motor principal del gran emporio tabaquero que llegaron a construir.

Postales antiguas que muestran la fábrica
LA FAVORITA de Eufemiano Fuentes Cabrera. (*12)
Antigua anilla de la marca LA FAVORITA, con el retrato de su fundador y pionero de la Industria Tabaquera Canaria, D. Eufemiano Fuentes Cabrera.

EUFEMIANO FUENTES CABRERA
Nació en 1861, en la localidad grancanaria de Telde. Muy joven se traslada con su familia a la capital de la provincia, Las Palmas de Gran Canaria, donde después de dudar durante un tiempo sobre el tipo de negocio al que dedicarse, se da cuenta de la oportunidad que para el comercio suponía el régimen fiscal de la Ley de Puertos Francos Canarios de 1852. Sus expectativas se centraron en la oportunidad que suponía, con ese régimen fiscal, la compra de excelente rama cubana a precios muy competitivos y elaborarla con manos expertas en las propias Islas Canarias, generando así trabajo y riqueza en su querida patria chica, tan maltratada por las distintas crisis económicas sufridas en los siglos XVIII y XIX, sobre todo la más reciente, iniciada en 1814.
Así, al poco tiempo, abre un pequeño taller artesanal de cigarros en la calle Mayor de Triana nº 16, y crea su primera marca EL TIGRE, usando unas vitolas muy sencillas pero realmente difíciles de encontrar, confeccionadas en dos colores (blanco y rojo) en una modesta imprenta local.
Crea en 1889 su marca-fábrica principal, LA FAVORITA, que supondría la primera y más importante pieza en el desarrollo posterior de todo un emporio tabaquero capitaneado por Eufemiano Fuentes. Una vez que sus hermanos pequeños, Pedro y Fernando, hubieron finalizado sus estudios, pues el mayor, Humberto, se dedicó a otros negocios, y con la fábrica a pleno rendimiento, puso a trabajar en ella a sus dos hermanos pequeños: Pedro y Fernando, y también a su primo Pedro Díaz Fuentes. En 1898 registra una nueva marca, LA DISTINGUIDA, ya en su nueva ubicación de la calle Obispo Rabadán 18. (*4)

Eufemiano vendía los productos elaborados de su fábrica La Favorita a la población humilde de las barriadas cercanas al puerto de Las Palmas, con tanto éxito que tenía vendida su producción tabaquera incluso antes de elaborarla. Por ello, la fábrica pronto se queda pequeña y debe trasladarse, primero a la calle Obispo Rabadán, 18 y posteriormente a la calle Matías Padrón, en el barrio de Arenales, que entonces era la zona industrial moderna en las afueras de la ciudad. La fábrica de La Favorita llegó a contar con unos cien operarios, cifra realmente importante en aquellos años para las islas Canarias.

Antiguas vitolas de Eufemiano Fuentes Cabrera.

Como todo buen empresario, tuvo la habilidad de rodearse de un equipo de colaboradores de gran capacidad y valía profesional, como fue el caso de Lorenzo Arbelo Pérez, persona joven pero experto tabaquero, tenía fama de lograr excelentes resultados en la elección de la liga (*6). Había aprendido el oficio de un cubano llamado Lisardo Díaz, y ya había demostrado sus dotes tabaqueras trabajando como capataz en la fábrica LA ESPERANZA, de D. Remedios Cabrera.
Lo contrata en 1898, sin escatimar dinero en su sueldo, situándolo al frente de su fábrica como capataz principal.,Arbelo trabajó durante trece años en La Favorita, siendo considerado el artífice de la mejora de calidad de los productos de la fábrica, así como de su venta y distribución, hasta que en 1911 se desvincula del proyecto de Fuentes para iniciar una aventura en solitario en su propio negocio, creando las marcas de tabaco LA CHIQUITA y posteriormente LA ESPAÑOLA.
Arbelo era un excelente tabaquero, pero poco preparado para el comercio, por lo que pronto tuvo que dejar su negocio y volver a depender de otro empresario, esta vez D. Santiago Gutiérrez Martín, dueño de la prestigiosa marca LA FLOR ISLEÑA, que lo contrata para ponerlo al frente de su proyecto de mejora, ampliación y modernización de su fábrica en Las Palmas de Gran Canaria. Posteriormente trabajaría en la fábrica de La Regenta.
Arbelo tuvo que gestionar con habilidad y prudencia ciertas medidas que obedecían más a corazonadas de su jefe que a decisiones meditadas, pues aunque Eufemiano Fuentes estaba dotado de talento natural e intuición para los negocios, en ocasiones se comportaba de forma autoritaria e incluso caprichosa, lo que hacía complicado trabajar a sus órdenes.

Eufemiano puso a su hermano Fernando al frente de la administración de la empresa y a Pedro, su otro hermano, al mando de la distribución al mercado de la producción tabaquera. Al cabo de unos años, con la acertada labor de Arbelo en la dirección técnica, la fábrica La Favorita contaba con doscientas cincuenta pureras canarias de gran cualificación, trabajando a pleno rendimiento y elaborando manualmente cigarros de gran calidad. De ella saldría una generación de inmejorables operarias pureras que, en muchos casos, cambiarían de fábrica o incluso trabajarían en sus propios chinchales, elaborando cigarros artesanales al más puro estilo cubano y convirtiéndose en propietarios de pequeñas tabaquerías o en distribuidores de la mercancía, tanto en el puerto como en los innumerables establecimientos de venta de tabaco al público.

En 1914 vende su marca LA DISTINGUIDA a otro importantísimo tabaquero de la saga de los Zamorano. En este punto he de decir que he encontrado serias discrepancias entre las dos principales fuentes de información utilizadas en la confección de este capítulo:
En (*1) se cita que la marca se registró en el año 1898 a nombre de Eufemiano Fuentes Cabrera con domicilio en la calle Mayor de Triana nº 18, como consta en el Registro de la Propiedad Industrial de las Palmas de Gran Canaria con el nº 864, Folio nº 18. Se aporta como prueba irrefutable una habilitación (vista y papeleta) en la que consta dicha marca marca, con ese fabricante y ese domicilio. También cita dice textualmente que «en 1914 vendió la marca a Luis Zamorano González, que a su vez la cede para su explotación a sus hijos Ignacio y Enrique». Pero aquí se equivoca, pues el comprador sería Ignacio Zamorano y no Luis (un error, sin duda).
En (*10) el libro sobre los industriales tabaqueros Zamorano nos aporta un interesante árbol genealógico de la familia, en donde corrige a la fuente anterior diciendo que «los hermanos Ignacio y Enrique son hijos de Ignacio Zamorano Benítez», pero califica la referencia a la venta de la marca de Eufemiano Fuentes a Ignacio Zamorano Benítez citada anteriormente del siguiente modo «no tenemos constancia de que este hecho sea correcto», de lo cual se deduce que no lo niega tajantemente, sino que deja un resquicio a la duda. En este libro se aporta material gráfico en forma de vitolas gigantes, anillas, habilitaciones, anuncios, publicidad, etc ... de la marca LA DISTINGUIDA donde figura el nombre del fabricante, Ignacio Zamorano, y una etiqueta de la marca con el año 1884 como fecha de fundación.
Tanto dato filedigno, y al mismo tiempo discordante, nos conduce a pensar en la existencia de dos posibilidades lógicas ambas, que darían explicación a tanta contradicción:

Antigua anilla del fabricante Eufemiano Fuentes Cabrera, con retrato de Eduardo VII de Inglaterra.

En 1930, mediante gestiones personales de su hermano Fernando, a través del político canario Rafael Guerra del Río, se logra para la fábrica LA FAVORITA la concesión de fabricación de 800.000 cajetillas de cigarrillos mensuales para el Monopolio español de Tabacos, una cifra de producción realmente importante para ese momento, del cual un 20 % de los beneficios serían para su hermano Fernando. Esto conllevó la de modernización de las instalaciones con la maquinaria idónea así como adecuar la plantilla de operarios y turnos de trabajo para lograr una producción de tal cuantía.

Vitolas de la marca VENCEDOR, del industrial tabaquero Eufemiano Fuentes Cabrera.

Una vez que la fábrica hubo crecido lo suficiente, encargaba sus anillas y habilitaciones para adornar y garantizar sus productos, como otros muchos industriales tabaqueros canarios, a la industria litográfica S. Romero, de Santa Cruz de Tenerife, y posteriormente a las grandes empresas litográficas alemanas. Hoy en día estas vitolas y habilitaciones litográficas son piezas de excelente calidad y antigüedad, muy buscadas y cotizadas por los coleccionistas.

Allá por 1942, los principales productores de labores tabaqueras canarias eran, a su vez, los mayores importadores de tabaco en rama. Solamente los hermanos Fuentes importaron el 40,97% del tabaco en rama que llegaba al Puerto de La Luz, junto a Luis Correa (13,44%), Juan Gutiérrez (13,72%) y Santiago Caballero (4,36%). La mayoría de las empresas de los hermanos Fuentes y otras como LA REGENTA, de Joaquín Dos Santos elaboraban todo tipo de tabaco, puros, cigarrillos y picadura, mientras que otras empresas como LAS HESPÉRIDES de Pedro Díaz Fuentes, y LA FLOR ISLEÑA, de Santiago Gutiérrez sólo fabricaban cigarros puros.
En estos años, las manufacturas de cigarros en Canarias se realizaban manualmente, siendo consideradas en la Contribución Industrial dentro del apartado de artes y oficios. En 1946 se declararon en Gran Canarias treinta y tres pequeños talleres de fabricación de cigarros puros, a los que habría que añadir los numerosos chinchales familiares, que actuaban dentro de la economía sumergida. (*9)

Eufemiano Fuentes Cabrera falleció en 1949, heredando todas sus propiedades su hijo primogénito, de los ocho que tuvo, y del que hablaremos a continuación. Desaparecía uno de los grandes industriales canarios del siglo XIX-XX, sagaz empresario y pionero de la industria tabaquera canaria, que aparte de ayudar y encauzar a sus hermanos y primo en los negocios tabaqueros, fue un auténtico patriarca y mentor para todos aquellos canarios emprendedores que, en aquellos momentos de grandes oportunidades, quisieron iniciarse en el mundo del tabaco en aquel abandonado archipiélago. Buen ejemplo de ello, sería el caso de Severino Viera Martín, propietario de la marca EL CRÉDITO, o Francisco Márquez y Márquez, con su marca LA FLOR CANARIA, entre muchos otros. A todos ellos les aconsejó y les transmitió sus experiencias para que encauzaran convenientemente sus proyectos empresariales en el complejo mercado tabaquero del aquel momento en Canarias.

 

Eufemiano Fuentes Díaz, heredero del imperio tabaquero de Eufemiano Fuentes Cabrera.


Eufemiano Fuentes DÍaz.
El hijo primogénito de Eufemiano Fuentes Cabrera, de ocho que tuvo, nació en 1911 y recibió una cuidada educación, sin escatimar esfuerzos, orientada a afrontar el reto de continuar gobernando la imponente industria tabaquera que su padre había levantado. Para ello cursó sus estudios en Inglaterra, en los colegios y universidades más prestigiosas, y a la muerte de su padre, en 1949, Eufemiano Fuentes Díaz hereda todas sus marcas y se hace cargo de los negocios tabaqueros del padre.

La primera tarea que tuvo que abordar fue la de finalizar la construcción de la nueva fábrica, totalmente mecanizada, que su padre había diseñado y estaba ya en estado avanzado cuando le sorprendió la muerte en 1949. El complejo industrial ocupaba una superficie industrial que rebasaba los 700.000 metros cuadrados, en un lugar conocido entonces como el lomo del secadero, por haber sido, tiempo atrás, la ubicación del secadero oficial para el tabaco procedente de Cuba y destinado a ser manufacturado en las islas. En esta imponente fábrica tabaquera trabajarían unos 600 obreros, con la maquinaria mas avanzada, se elaborarían las famosas marcas de cigarrillos CONDAL, FETÉN, VENCEDOR, KRUGER y DON SANCHO.

Pues bien, este polémico personaje, fue secuestrado una madrugada del 2 de junio de 1976, en su chalet de Las Meleguinas, por un individuo encapuchado que penetró en su dormitorio, aparececiendo sus restos mortales en un pozo de la localidad grancanaria de Tenoya.
Eufemiano Fuentes Díaz fue uno de los más importantes empresarios industriales de las Islas y promotor de actividades deportivas y culturales. Fundó la Unión Deportiva Las Palmas, institución con la que colaboró realizando importantes gestiones así como aportaciones económicas. A su iniciativa se debe la construcción del Estadio Insular. Militante de primera línea de Falange Española y declarado franquista, en su lado negativo se le atribuye una leyenda de gran mujeriego, incluso entre las trabajadoras de su fábrica.

Las marcas de tabaco de Eufemiano Fuentes Díaz se integraron en la compañía CITA Tabacos de Canarias S. L. (*8), entonces propiedad de la familia Zamorano al 50%, y de la tabaquera hispano-francesa Altadis con el otro 50%. Finalmente, el 22 de septiembre del 2005, ambas participaciones accionariales fueron absorbidas por la multinacional tabaquera Gallaher Group Plc, fabricante y distribuidora de tabaco, con sede en el Reino Unido que, al poco tiempo, cierra la fábrica y traslada su producción a la Península Ibérica. CITA, en el momento de su venta tenía unos 5.000 empleados

Las instalaciones de LA FAVORITA, que habían diseñadas para una fábrica tabaquera y estaban anticuadas e inservibles, precisaban de grandes reformas para poder reutilizarse para cualquier otro fin. Aprovechándose de tal circunstancia, el empresario Santana Cazorla compró las instalaciones por cinco millones de euros, seguramente con intención de especular urbanísticamente con ellas, operación muy en boga en aquellos momentos, y efectivamente, pocos meses después este empresario vendió la fábrica por 12 millones de euros al ayuntamiento, ganando en la operación un pellizco de siete millones tan solo en unos meses. Cada uno es libre de pensar lo que quiera, pero el "tufillo" que se desprende es de negocio demasiado fácil. (*7)

 

Anillas de distintas marcas de Fernando Fuentes Cabrera.
Conjunto de vitolas de la marca FELIPE II, creada el industrial tabaquero Fernando Fuentes Cabrera.


Fernando Fuentes Cabrera.
El hermano pequeño de los Fuentes Cabrera nació en 1885. LLamaba la atención sus dos metros de estatura y su presencia física y robustez realmente notable. Poco dado a los estudios, pasa su adolescencia y primera juventud temprana practicando con lucha canaria y participando en peleas de gallos, espectáculo en el que llegó a ser un gran entendido. A la edad de veinte años se decide a estudiar administración de empresas durante cuatro años, y a los veintisiete emigra a Argentina, donde trabajará apenas dos años representando en Buenos Aires a prestigiosas empresas alemanas.
Regresa a Gran Canaria y entra directamente a trabajar en la fábrica de tabaco LA FAVORITA, propiedad de su hermano Eufemiano, como gerente, cargo que ocupa hasta el año 1931, en que se establece por cuenta propia, creando ese mismo año su propia marca de tabaco, FEDORA, y al año siguiente Flor de Fuentes. En 1953 funda la marca UNIÓN respaldada por una sociedad compuesta por doce pequeños fabricantes que constituyen a tal efecto la Unión de Fabricantes de Tabacos de Gran Canaria, S. L. (*11) de ahí su nombre. Finalmente, en 1962, funda sus dos últimas marcas, FELIPE II y MOCANAL.

La fábrica tabaquera de Fernando Fuentes fue considerada, en aquellos años, como una de las más moderna del archipiélago canario, y buena prueba de ello es que fue la primera industria tabaquera que llegó a tener taller litográfico propio, en donde se realizaban todas las vitolas y etiquetas para sus labores, cosa que muy pocas industrias tabaqueras podían permitirselo.

A pesar de haber recibido solo estudios elementales durante cuato años por un sencillo maestro de escuela, era bien conocido por sus empleados y personas próximas, sus grandes conocimientos y manejo práctico de las matemáticas aplicados a la gestión de su propia empresa, como elaboración de presupuestos, cálculo de probabilidades, etc.
Además de su potencia física, poseía una capacidad de trabajo realmente portentosa, pues podía trabajar durante horas sin descanso, agotando a los que intentaban seguir su ritmo de trabajo. Solo a título anecdótico, dicen que su potencia física abarcaba también al entorno femenino, pues tenía acreditada una buena fama de hombre mujeriego, siendo famoso su plantel de pureras..... sin que merezca la pena desarrollar más este tema tan delicado y personal.

Falleció en 1979, en la capital de Las Palmas de Gran Canaria, a la avanzada edad de noventa y tres años, pero antes tuvo que asistir con tristeza a la lenta pero imparable destrucción de la, en otro tiempo prestigiosa, industria tabaquera canaria, que él mismo contribuyó a levantar con su esfuerzo y su inteligencia innata. Hoy en día, su fábrica FEDORA es un inmenso garaje, en donde no queda rastro alguno de la riqueza que supuso la industria tabaquera de Fernando Fuentes Cabrera.

 

Las HESPÉRIDES, marca de Pedro Díaz Fuentes.

pedro Fuentes Cabrera.
Sobre 1920, Eufemiano Fuentes Cabrera crea una nueva marca LA FLOR DE CUBA pero, seguramente por motivos fiscales, lo hace a nombre de su hermano Pedro, que entonces trabajaba para él en su fabrica LA FAVORITA. Pasado el tiempo, Pedro Fuentes Cabrera, apoyado por su hermano Eufemiano, se estableció en el antiguo Palacio de Cristal de la capital grancanaria, donde a principios de siglo, cuando aquel edificio se había inaugurado como un lujoso prostíbulo, hizo estragos una famosa mujer, a quien llamaban "La Portuguesa", que venida de la isla de Madeira, cautivó con sus encantos al público de entonces en Las Palmas. En este desaparecido edificio se registraron a nombre de Pedro Fuentes Cabrera las marcas de tabaco ALMIRANTE y JARDIN CUBANO, así como también el tabaco para picadura EL LEGIONARIO.

Era una excelente persona y honrado trabajador, muy conocido por el resto de tabaqueros de Las Palmas por su paciencia y buen carácter, pero, al contrario que sus hermanos, carecía de las condiciones mínimas necesarias para dirigir una empresa, por lo que sus proyectos no llegarían a cuajar, razón por la que su hermano Eufemiano lo volvió a fichar para su fábrica LA FAVORITA, donde trabajó hasta su muerte. La mayoría de las vitolas de esta marca fueron impresas en la Litografía Romero de Santa Cruz de Tenerife, siendo muy raras y difíciles de conseguir. Sus marcas fueron vendidas al industrial tabaquero tinerfeño Santiago Sabina, en 1924.

 

Marcas principales y anexas:

Eufemiano Fuentes CabreraLa Favorita (1889),  El Tigre,   La Distinguida (1898),   Flor de Antonio,   Vencedor,   Don Sancho,   Sol de Canarias,   Feten,   Condal,   Loren,   Kruger.

Pedro Fuentes Cabrera:  Flor de Cuba (1920),  El Almirante El Legionario,   Salón Cubano.

Fernando Fuentes Cabrera:   Fedora (1931),   Flor de Fuentes (1932),   Unión (1953),   Felipe II (1962),   Mocanal (1962).

Pedro Díaz Fuentes:   Las Hespérides,  La Española.  

 

 

FUENTES DE INFORMACIÓN (*)

(*)     La mayor parte de la información recopilada en este capítulo sobre la dinastía de tabaqueros grancanarios Fuentes Cabrera, la he tomado de los excelentes artículos publicados en la Revista de la Asociación Vitolfílica Española por el eminente vitólfilo, ya desaparecido, D. Jorge Pérez Chacón, conocido en círculos vitolfílicos por Don Vitolino. Era un gran experto y conocedor del mundo del tabaco, sobre todo del canario. Para él toda toda mi admiración por su gran trabajo.
(*1)    Revista AVE nº 152 Pág. 17-22. Autor: Jorge Pérez Chacón.
(*2)   Revista AVE nº 214 Pág. 5-9. Autor: Jorge Pérez Chacón.
(*3)   Revista AVE nº 244 Pág. 11-13. Autor: Jorge Pérez Chacón. 
(*4)   Revista AVE nº 257 Pág. 27-28. Autor: Jorge Pérez Chacón.
(*5)   Catálogo de anillas de los fabricantes Fuentes, editado por el Grupo Vitolfílico Pérez Galdós en Abril de 1986. 
(*6)   En terminología tabaquera, se denomina "liga" a la elección de los diversos tipos de hoja de tabaco o mezcla de ellas para ser utilizada en las distintas partes del cigarro.
(*7)   eldiario.es.   Artículo: La deshonra de La Favorita, por Juan García Luján
(*8)   CITA se crea en 1948, siendo la primera fábrica tabaquera en Santa Cruz de Tenerife. En 1991, se fusionó con Cigarcanaria y Tabacanaria para fundar CITA Tabacos de Canarias, SL, convirtiéndose en uno de los principales grupos tabaqueros españoles con más de mil empleados repartidos entre Canarias, la Península y Baleares.
(*9)    Tabaco e Historia Economica - Estudios sobre fiscalidad, consumo y empresa (Siglos XVII-XX) - ALTADIS.
(*10)   Libro: La familia Zamorano a través de la Vitolfília desde 1850. Editado en diciembre de 1999 por CITA Tabacos de Canarias S. L. en conmemoración de su 50 aniversario.
(*11)   La sociedad se constituyó el 27 de enero de 1932 por por trece miembros fundadores: Fernando Fuentes Cabrera, Juan Bernal Cabrera, Pedro Díaz Fuentes, José Maroles Tolero,  Antonio Ruiz Vargas, Manuel García Miranda, Cristobal Santana Mújica, Rafael Vera Giménez, Tomás Bermúdez Armas, José Bratlle Garriga, Fernando Santana Ravelo, José-Candido García Santana, Antonio González Fernández.
(*12)   Fondo de Fotografía Histórica de la FEDAC     http://www.fotosantiguascanarias.org/

 

 
Contador de visitas a las páginas
de "Grandes Tabaqueros"
Gracias por su interés.
 
054897
     
Contador de visitantes
de esta Web.
 
Counter