.. A la memoria de mi padre: D. José Berni Gómez q.e.p.d. iniciador de esta colección

COLECCIONISTA DE VITOLAS DE PUROS
JUAN ALBERTO BERNI GONZALEZ (vitólfilo)   A.V.E. 1415

.

. el tabaco y su entorno-activo . La vitola . IntercambiosComprasVentas .


Autenticidad, Reimpresiones, Falsific.


Página Inicial Menú Anterior La Vitola - Conceptos Tecnicos La Vitola por su Pais de Procedencia Las Variantes en la Vitolfília Autenticidad, Reimpresiones, Falsific. Calidad, Valor y Precio Estado de Conservación El Reverso de las vitolas - El Papel


Para poder abordar este delicado tema, tan sensible en vitolfília, es necesario tener en cuenta que, al contrario que en otros coleccionismos como la Filatelia, en Vitolfília no existe ningún organismo emisor oficial o extraoficial que garantice la legalidad o autenticidad de las piezas (vitolas, habilitaciones, etc...) que han llegado hasta nuestras manos.
Es por ello por lo que en este coleccionismo, todo lo relacionado con autenticidad puede ser motivo de duda o polémica, si no tenemos muy presentes algunos conceptos. Veámoslos a continuación.

DEFINICIONES
Seguidamente, se incorporarán las definiciones que se han dado para intentar clarificar el concepto de autenticidad en la Vitolfília. Como se citaba en el capítulo La Vitola - Conceptos Técnicos, la revista AVE nº 109/110 en su página 12, incluyó hace muchos años (allá por 1967) dentro de las "Bases de la Vitolfília", las definiciones de los distintos elementos coleccionables:

Vitola. Bismark de La Lolita VITOLA.- Anillo, faja o cintillo editado POR y PARA LA INDUSTRIA TABAQUERA, para la mejor presentación o identificación de sus cigarros, ya sean de su vitolario comercial o de los llamados especiales.

Vitolina

VITOLINA.- Litografía en forma o no de vitola que algunas firmas tabaqueras suelen incluir en sus cajas de cigarros como obsequio o indicación de procedencia.
Litografía La Corona HABILITACIÓN.- Nombre por el cual los tabaqueros designan las diversas piezas impresas destinadas a decorar y precintar las cajas de puros.
Libranillo LIBRANILLO.- Es un anillo en forma de vitola, pero que ha sido editado por y para particulares o entidades no tabaqueros. NO FORMAN PARTE DE LA VITOLFILIA.

Por lo tanto, a partir de estas definiciones ya tenemos un primer punto importante de partida. Así, centrándonos en las vitolas, se deduce que la seña de identidad para determinar la autenticidad de una anilla es que se haya confeccionado POR y PARA la Industria Tabaquera. Dicho esto, el problema se plantea cuando queremos demostrar o asegurar este extremo, es decir, que la anilla se haya fabricado como consecuencia del requerimiento de la propia Industria Tabaquera y con la finalidad específica de anillar los cigarros puros o tabacos elaborados en sus fábricas o talleres.
Así, cuando la anilla lleva impreso la marca o el fabricante, ya tenemos consolidada la garantía de autenticidad, pero en el caso contrario, es decir, cuando la anilla no aporta ninguno de estos datos, solo nos queda acudir a los catálogos vitolfílicos existentes o bien, en caso de no estar catalogada, a la sanción de un vitólfilo de prestigio, con una buena colección. Normalmente conocerá la pieza en cuestión y nos podrá orientar sobre su autenticidad. Si no conoce, aplicará su "olfato" y nos dará su opinión.

Vitolas comerciales Anillas "comerciales", fabricadas para la industria tabaquera, pero sin adscribirlas a marca alguna.


Durante mucho tiempo, la ausencia de marca o fabricante en las anillas fue causa suficiente para no considerarla como auténtica. En nuestros días esto ha cambiado y gran parte de estas vitolas se coleccionan dentro de la Vitolfília como una anilla mas, ya que fueron emitidas por las casas litográficas para cubrir las necesidades de la Industria Tabaquera del momento, bien bajo pedido con diseño específico (a veces exclusivo) o bien basándose en bellos muestrarios genéricos preparados a tal efecto, donde el único texto, en caso de existir, era los típicos Flor Fina, Bouquet, Cabinet, Excepcionales, Non Plus Ultra, Nobleza, y un largo etc... 

El único texto que he encontrado relacionado con este tema es la definición dada por la junta directiva de la A.V.E. en 1991 para el concepto de autenticidad en Vitolfília, aplicándolo de forma específica a las series de vitolas y vitolinas:

« Criterios a seguir para  la determinación de la autenticidad de las series de vitolas y vitolinas emitidas por marcas españolas reales o figuradas »: Hacer clic en el siguiente vínculo:   Texto completo, tomado de la Revista AVE nº 251, Pag. 4,5,6,7.
Del análisis de este texto, cada uno puede sacar las conclusiones que quiera y aplicarlas según su criterio, tanto para series como para vitolas o vitolinas.

AD Swolfs Ejemplo ilustrativo de anillas AD Swolfs. Reimpresiones. Serie CabezotasSerie de anillas: Cabezotas.
Arriba: Edición original, años 1910s. Abajo: Reproducción, años 1960s.

Diremos que hay bastantes etiquetas con forma de vitola, aceptadas como tales por muchos coleccionistas y que nunca anillaron puro o tabaco alguno, sin embargo se incluyen en las colecciones. En muchos casos se trata de piezas de una indudable antigüedad, belleza o calidad. Entre estos casos, podemos encontrarnos, por ejemplo, con etiquetas de chocolates, golosinas, botellas, etc.

Un caso realmente curioso es el del fabricante de chocolates belga Adolph Swolfs, que lanzó su marca Chocolaterie Anversoise AD Swolfs y, en una ingeniosa maniobra de marketing, compró restos de vitolas auténticas a distintos talleres litográficos (GK, HS, etc.) y las personalizó para su negocio, imprimiendo con ellas dos conjuntos distintos de 200 bellas anillas cada uno y grabando en su marquilla o talón la marca con un número correlativo; curiosamente algunas de ellas tenían hasta la marca o fabricante tabaquero. Las incluía en sus cajas de chocolates como hacían otras marcas de la competencia como Nestle o Suchard, pero con la diferencia de que estas incluían sus famosos cromos, conocidos por todos.
Las personas que llegaban a completar la colección eran obsequiadas con un premio. De hecho, al recibir el premio, las vitolas debían ser marcadas para no ser canjeadas de nuevo mediante una perforación circular, pues en una ocasión lo pude ver en una colección francesa que adquirí en la que había innumerables anillas de AD Swolfs dañadas todas ellas de esta forma.

En la figura de la derecha, podemos ver arriba un ejemplar de cada serie, con la marquilla litográfica en color rojo y en color azul respectivamente. Debajo, vemos dos anillas iguales, una con la impresión de la marca de chocolates AD Swolfs y otra sin ella. Puede encontrar mas información sobre estas vitolas en las revistas AVE No. 34, 97, 109, 120, 267 y 271.

 

Reimpresiones. Generales alemanes Serie de anillas: Generales Alemanes (Águilas).
Arriba: Edición original de los años 1910s.
Abajo: Reproducción de los años 1960s.


REIMPRESIONES

Las reimpresiones son el resultado final de distintos procesos de impresión de anillas fabricadas en los talleres litográficos, cuando entre ellas ha mediado un tiempo considerable y por consiguiente sus elementos (tintas, troqueles, planchas litográficas, papel, etc...) han cambiado. Como suele ser habitual en cualquier proceso de índole artístico, el paso del tiempo suele condicionar negativamente la calidad del producto final.
Cuando el mismo o parecido diseño de una misma vitola perteneciente a la misma marca y fabricante ha sido realizado mediando un plazo de largo de tiempo, ocurre que ni las tintas, ni los dorados, ni el papel son ya los mismos, con el paso del tiempo los procesos han cambiado y se han mecanizado. Aquel artista litográfico que dedicó toda su vida a aprender y perfeccionar tan depuradas y difíciles técnicas ya no se encuentra, o si se consigue no hay paciencia ni dinero suficiente para pagar su trabajo.

Este hecho se constata en nuestro coleccionismo de manera palpable cuando en Cuba, a partir sobre todo de la independencia de la isla, muchas marcas fueron adquiridas por grupos económicos norteamericanos, los famosos "trust", que aplicaron una política marcadamente mercantilista y orientada a obtener rápidos beneficios. En este caso concreto, no es preciso que transcurriera demasiado tiempo para poder apreciar a simple vista esa diferencia en la calidad, pues al cambiar de estrategia comercial, los nuevos responsables de la empresa conservaban la marca y el fabricante, encargando las mismas vitolas a otras imprentas que, aplicando tecnologías modernas, conseguirían similares impresiones a precios muy inferiores. El resultado podemos observarlo a simple vista: baja calidad, pobreza en dorados y relieves, mal papel, y un largo etc. Un sencillo ejemplo lo podemos ver en la figura de la izquierda, concretamente en dos anillas de la marca cubana EDEN, en donde su diferencia de antigüedad será de 10 o 20 años a lo sumo, la mas moderna impresa en la todopoderosa Consolidated Litho. Corp., imprenta litográfica que, como todos sabemos, fabricó una gran parte de las vitolas usadas en la industria tabaquera de los EEUU.

 

.Arriba anilla de 1ª época de la sociedad de F.G.Bances con Calixto López (1887).
Abajo, anilla más moderna una vez adquirida por los norteamericanos (1919).

Todos sabemos que, en general, la primera edición de cualquier cosa (sellos, libros, discos, etc.) es siempre la original y por tanto la más cotizada por los coleccionistas, y lo mismo ocurre con las vitolas. Las impresiones antiguas, de los años dorados de las anillas, allá por finales del siglo XIX y principios del XX, fueron las que usaron los mejores materiales: papel, tintas, dorados, etc. Fueron dibujadas en piedra por los mejores artistas e impresas por auténticos profesionales, que fueron aprendiendo el oficio durante muchos años. Obviamente, las tiradas realizadas en plazos relativamente próximos a la primera edición, no se consideran reediciones.

Según fue pasando el tiempo, los procesos mecanizados se fueron imponiendo, los profesionales escasearon y los materiales básicos como papel, dorados y tintas fueron bajando de calidad, con lo que las reimpresiones de aquellas anillas míticas de la edad de oro de la vitolfília realizadas posteriormente fueron de calidad cada vez peor, cosa que se observa fácilmente cuando se comparan a simple vista (ver ejemplos en figura adjunta).
No se trata, ni mucho menos, de falsificaciones, sino tiradas efectuadas muy posteriormente a su edición primigenia u original, incluso utilizando las mismas planchas que se utilizaron en la primera edición. También era normal que cuando se perdía calidad en el proceso de impresión por desgaste o deterioro de las planchas, se procedía a dibujar unas nuevas planchas, con lo que aparecían diferencias en cualquier parte de la anilla (letra, bordes, relieves, alas, colores, incluso el mismo dibujo), dando origen al apasionante mundo de las variantes en vitolfília, que dado su importancia, es tratado en capítulo aparte.

En las dos figuras de la derecha de estas líneas se puede constatar a simple vista esa diferencia de calidad, sobre todo en la suavidad de los retrato y en su colorido natural (podrá apreciarlo con toda nitidez haciendo clic en las imágenes para ampliarlas). Durante las décadas de 1950 y 1960, se produce el auge de todos coleccionismos, y la Vitolfília no se queda atrás. 

En plena expansión, proliferan las reimpresiones de anillas sueltas y series clásicas del periodo dorado de la Vitolfília, con un  claro interés comercial de obtener rentabilidad a corto plazo, pero con una calidad final muy mermada. 
Estas reediciones fueron, en muchas de las ocasiones, perfectamente válidas o legales, pues se imprimieron por las prestigiosas casas litográficas originales como Hermann Schött o Gebrüder Klinbengerg entre otras muchas, pero normalmente con una calidad muy inferior, como citaba anteriormente. En algunos casos da la sensación de que se debió realizar mediante foto-reproducción, utilizando los nuevos procesos mecanizados que se iban imponiendo de tricromía o consecución de la totalidad de la gama de colores mediante los tres colores básicos: rojo, azul y verde o bien la cuatricromía basada en cuatro colores: cian, magenta, negro y amarillo.

 

FALSAS VITOLAS

Dentro de este capítulo de vitolas de dudoso origen o finalidad, hablaremos de varios casos, mas o menos claros pero, en cualquier caso considerado fuera del coleccionismo de la Vitolfília, aunque haya personas que las incluyan en sus colecciones, lo cual es perfectamente admisible, ya que cada uno puede tomar las decisiones que considere oportuno con su colección.

FALSIFICACIONES POR MANIPULACIÓN.
En primer lugar hay un grupo que podríamos denominar Vitolas Falsificadas o Manipuladas que, independientemente del objetivo de la persona que lo realizó (lucrativo, coleccionable, artístico, etc.), consiste en intervenir o manipular  alguna parte principal de la anilla (dibujo central, alas, marginal, bordes) alterándola o transformándola, por lo que habrá dejado de ser la pieza original para convertirse en otra distinta y por lo tanto perdiendo su carácter original.
Como ya he citado, el objetivo puede ser altruista o interesado, de buena voluntad o de mala fe, incluso claramente malicioso y engañoso, pero cuando se da este caso, no se considerará la anilla como válida y auténtica.

Reparación vitolas.Reparación vitolasFig. 1.- El círculo central se ha recortado y en el hueco han colocado hábilmente un águila. Manipulación de vitolaManipulación vitolaFig. 3.- Arriba vemos la anilla auténtica y debajo la manipulada (anverso y reverso.
Vitola con centro manipulado Fig. 2.- Otro ejemplo de falsificación, esta vez mas burda


Hay gran cantidad de manipulaciones, pero a título de ejemplo, citaré alguno, ilustrándolo con imágenes para su mejor comprensión y detección.

Uno de ellos consiste en utilizar una anilla cualquiera con o sin marca, aunque era muy normal utilizar esas vitolas genéricas que todos conocemos con el centro sin imprimir, de las que utilizaban las marcas como plantilla para generar pequeñas emisiones de tiradas espaciales, bien con dibujo central. 
Recortaban el centro y lo sustituían por otro procedente de otra anilla o cualquier otro dibujo En el ejemplo de la anilla de la figura 1, a la izquierda, podemos apreciar una bella y auténtica anilla de la marca norteamericana El príncipe de Gales, a la que se recortó el círculo central original sustituyéndolo por una pequeña litografía en la que se puede ver un águila con el escudo USA.
El trabajo de sustitución está tan bien hecho que hay que fijarse mucho para apreciar el problema mediante la técnica anterior de verla al trasluz; curiosamente tampoco se notan escalones al tacto, sin embargo tocando y doblando el papel del águila se aprecia perfectamente una tersura y dureza completamente distintas al del papel del resto de la vitola, y es por ahí como logramos detectar la falsificación.

Otro ejemplo de este primer tipo de falsificación es la figura 2, a la derecha), en el que vemos como sobre bellas y antiguas anillas con el óvalo central sin imprimir, han pegado recortes de bellas señoritas sacadas seguramente de tarjetas postales, revistas, etc...

Otro caso de manipulación (ver figura 3 a la derecha) es reparar una anilla sin alas o con ellas deterioradas, recortando su centro y pegándolo sobre  el centro sobre la vitola base. 

Un último caso de manipulación, muy habitual en vitolfília pero que, en mi modesta opinión, no deja de ser una manipulación, ya que puede cambiar o alterar la identidad de una anilla, es el añadir el talón o marginal a una vitola que no lo tiene porque ha sido cortado. Yo prefiero dejarla tal y como está, pero si por motivos de estética, el coleccionista quiere repararla y añadirlo, lo honesto sería realizar una marca o señal que lo indique.
Algo parecido ocurre en el arte con los distintos tipos de restauración: uno de ellos restaura totalmente el monumento y otro (el mas purista) deja intactas las partes originales pero no reconstruye las partes destruidas.

Reparación. Marginal cortadoFig. 4.- Reparación marginal cortado.

En resumen diremos que, si bien estéticamente este tipo de manipulación es apropiado, en Vitolfília no parece del todo correcto, aunque todos las incluyamos en nuestras colecciones, sobre todo cuando son piezas de alta calidad como la de este ejemplo.

En la ver figura 4, a la derecha, podemos apreciar un caso real de una bella anilla de Jorge V de la marca cubana El Águila de Oro, que se ha reparado añadiéndola el marginal. En este caso, que yo sepa, no se conoce otra anilla mas que ésta (con el marginal blanco), pero no siempre es así habiendo otros muchos casos en que la misma anilla tiene marginales distintos.

 

FALSAS EMISIONES.
A raíz del final de la 2ª guerra mundial, sobre todo en Bélgica, Holanda y España, se lanzarán ingentes cantidades de anillas (muchas de ellas de baja calidad), primero para el mercado tabaquero, pero después se dirigirán hábilmente hacia el propio coleccionismo vitolfílico.

Bajo el amparo marcas conocidas o desconocidas, se editan series de vitolas y vitolinas muy vistosas, de temas variopintos y hasta exóticos. Este fenómeno se produce debido a la existencia de un mercado emergente de coleccionistas que quieren invertir en vitolas, emulando a sus colegas filatélicos y numismáticos.

Aprovechando la falta de normas, directrices claras y catálogos, aparecieron bastantes casos de impresiones de procedencia o marca como mínimo dudosa e incluso claramente fraudulenta que, si bien no eran generalizados, ni mucho menos, sembraron el desconcierto entre los coleccionistas de la época, provocando una crisis que solo el tiempo y la labor de estudio y catalogación llevada a cabo por vitólfilos de contrastada experiencia logró estabilizar.

Vitola Alfonso XIII falsa Fig. 5.- Vitola, seguramente falsa, basada en imprimir sobre el centro de una vitola en blanco

Las series, auténticas, fraudulentas, dudosas, etc... inundaron o saturaron el mercado vitolfílico en cantidad y variedad, a precios en muchos casos abusivos. Todo ello, unido a una calidad muy baja, provocaron una creciente incertidumbre, que se convirtió en seguida en frustración y cansancio, lo que propició que muchos vitólfilos, tanto antiguos como recién llegados, abandonaran el coleccionismo. Hasta nuestros días llegan los efectos de "la inundación"; por ejemplo se puede encontrar ofertas de 30 series completas y nuevas por 10,00€.

Un tipo de emisión falsa, relativamente frecuente, es aquella que utilizando vitolas genéricas, con el óvalo central en blanco, lograban imprimir hábilmente dibujos de personajes o cualquier otro motivo con técnicas mas o menos depuradas. 
Este tipo de vitola falsa, que a veces es bastante antigua, se detecta por ser dibujos impresos a veces burdamente con tampones de caucho y otros métodos rudimentarios o siendo procedimientos mas depurados, no llevan la capa de laca o película protectora brillante que normalmente llevan las anillas de fábrica, entonces, si aplicamos un borrador a la superficie, suele desprenderse o emborronarse la tinta.
En la figura 5, a la derecha de estas líneas, se puede ver un posible ejemplo de este tipo de falsa anilla.

 

 

 
Contador de visitas a esta página.
Gracias por su interés.
 
001437
     
Contador de visitantes
de esta Web.
 
Counter
 

 

Página Inicial Menú Anterior La Vitola - Conceptos Tecnicos La Vitola por su Pais de Procedencia Las Variantes en la Vitolfília Autenticidad, Reimpresiones, Falsific. Calidad, Valor y Precio Estado de Conservación El Reverso de las vitolas - El Papel