.. A la memoria de mi padre: D. José Berni Gómez q.e.p.d. iniciador de esta colección

COLECCIONISTA DE VITOLAS DE PUROS
JUAN ALBERTO BERNI GONZALEZ (vitólfilo)   A.V.E. 1415

.

. el tabaco y su entorno-activo . La vitola . IntercambiosComprasVentas .


Grandes Tabaqueros y sus Marcas


Página Inicial La Vitolfilia La HABILITACIÓN de Caja de Puros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Relacion de Grandes Tabaqueros y sus Marcas

Vitolas de Jose GenerEjemplo del extenso y bello vitolario de la marca Hoyo de Monterrey, de José Gener.
Jose Gener Bella habilitación litográfica de la marca
La Escepción, de José Gener y Batet.


JosÉ Gener Batet nació  en 1831 en L’Arboc del Penedés (Tarragona). Su padre era carpintero carretero, especializado en la fabricación de toneles, barricas para contener vinos y alcoholes que se exportaban a Cuba y resto de  colonias por los puertos del Vendrell y otros cercanos a Tarragona.
Su madre Antonia Batet Suriol ayudaba a su marido todo el tiempo que la atención de sus 10 hijos la permitían. Ante este panorama, el matrimonio Gener-Batet, envía a su hijo José con tan solo 13 años a Cuba, con su tío Miguel Jané y Gener, residente en Pinar del Río y fundador de la Majagua, una de las mas antiguas fábricas de tabaco de Cuba. Merece la pena aclarar que
los apellidos, Gener, Gene, Giner, Janer, Jané y Chinés, son modalidades de un mismo linaje o tronco familiar.

Poco después de llegar a Cuba, entra a formar parte del círculo de pupilos protegidos por Juan Conill Pi, donde además de su tío, Miguel Jané, estaban, Jaime Partagás, Juan Armengol, Julián Rivas, Bernardo Rencurrell, Prudencio Rabel y Pubill, Alsina, Farré, Pedro Roig, Antonio Durán, etc...; casi todos ellos serían famosos tabaqueros unos pocos años mas tarde.
Entre 1850 y 1865 aprende todo lo necesario sobre el tabaco y compra la finca del Hoyo de Monterrey en San Juan y Martínez, Pinar del Río. Sobre el famosísimo Valle de Monterrey, decir que se trata de un terreno en vaguada, muy favorable para el cultivo de tabaco de alta calidad y fue José Gener uno de los primeros en adquirir terrenos en este lugar tan especial, que tanto prestigio daría a su compañía y por extensión a todo el tabaco cubano.
Edificó su casa a la entrada de esta propiedad, utilizando maderas nobles de procedencia cubana y decorándola con cerámica traída desde Barcelona.

Parece ser que José Gener se dedicaba exclusivamente en su finca del Hoyo de Monterrey a cosechar y almacenar tabaco en rama para aprovisionar, entre otros, a Juan Conill, que como ya es sabido, era el  principal almacenista y acaparador de tabaco en rama en Cuba.
Pero, sobre el año 1864, debido quizás debido a las malas cosechas o a los bajos precios de la hoja de tabaco, el propio Conill le anima a cambiar de estrategia y le aconseja dejar de vender hoja de tabaco y crear su propia fábrica de tabacos torcidos, pasando de veguero a fabricante.
Este hecho lo consideró como una excepción a lo que había estado haciendo hasta el momento, y por ello decide en 1865 dar el nombre ESCEPCIÓN a su marca. Por tanto José Gener y Batet funda la fábrica La Escepción en 1845, en asociación con su hermano Miguel, bajo la denominación de José Gener y Cia, ubicada en la calle Príncipe Alonso nº 7 de La Habana, como podemos constatar en la bella litografía a nuestra izquierda. Parece ser que el edificio fue destruido en un incendio, reconstruyendose un año mas tarde.
En 1867, José Gener incluye a su tío Miguel Jané en la sociedad, reuniendo en una misma empresa las fincas de Hoyo de Monterrey (del primero) y la Majagua (del segundo), aunque la unión dura muy poco.

La aparente falta de ortografía de la marca La Escepción ha dado pié a bastantes especulaciones, aunque nadie puede poner la mano en el fuego sobre la certeza cada una, a saber:

- La primera de ellas lo justifica afirmando que lo que hoy consideraríamos una grave falta de ortografía, en 1865 quizás no lo fuera tanto, pues parece ser que la letra “X” apenas se utilizaba.
- Otra afirma que pudo ser una falta de ortografía por ignorancia de su propietario y creador D. José Gener. Parece ser que a la vista de la correspondencia que se conserva (artículos en revistas de la época, cartas, etc...), tendría una formación cultural amplia y sólida, con una buena redacción y correcta ortografía con lo que esta hipótesis sería descartable.
- Una tercera hipótesis apunta a un error en la transcripción de la palabra al papel del propio José Gener o de algún subordinado suyo, que no subsanado a tiempo, nadie dio importancia, incluso la anomalía ortográfica pudo aportar mayor publicidad a la marca.

De baja extracción social, mejora su posición casandose en 1861 con Francisca Seycher de León, rica criolla nacida en Lousiana, medio aristócrata e hija de militar, a la que llamaba familiarmente Panchita.
Gener, siempre arropado por Conill presidió por tres veces La Asociación de Beneficencia de los naturales de Cataluña, donde sin duda formaba tertulia con otros alumnos de Conill, como Jaime Partagás y Rabell y su socio Gerard Grau y Martí.

Un acontecimiento muy polémico y que le marcaría para siempre fue el acaecido en 1871 al tener que acatar, en su condición de Coronel del sexto Batallón de Voluntarios de La Habana, la orden de fusilamiento de los estudiantes de medicina que profanaron las tumbas de los periodistas, Castañón y Guzmán, ambos héroes del partido  gubernamental. El entonces gobernador, general Crespo, dio orden de detención contra ellos, fueron interrogados y juzgados por un tribunal compuesto por miembros de los regimientos de voluntarios, que finalmente absolvió a dos de ellos, otros 31 fueron condenados a trabajos forzados y ocho a la pena de muerte.
José Gener Batet, dado su cargo, tuvo que presidir el consejo de guerra contra estos estudiantes, defendidos por el capitán Federico Capdevila. También Gener tuvo que cumplir con la desagradable orden de comunicar la noticia, saliendo al balcón de la plaza para anunciar los nombres de los ocho estudiantes condenados a muerte.
Además de la zozobra que nunca le abandonaría, ocasionada por esa condena que él anunció y que concluyó con el fusilamiento de los ocho jovenes, algunos pertenecientes a familias españolas.

La EscepcionCaja de Tabacos marca La Escepción, de José Gener.

Persona de carácter frío y distante, aunque cálido en la intimidad, José Gener añoraba su Cataluña natal y en 1875 viaja a España, siendo recibido en su pueblo como gran triunfador. Había creado un auténtico mito en el mundo del cigarro, sus productos elaborados poseían una una calidad inigualable y prestigio mundial.

Participó intensamente con sus ya famosas marcas en la Exposición Universal de Barcelona, celebrada en el año 1888. Construye un pabellón propio dentro del recinto ferial y lo remata con una estatua de Cristóbal Colón de 2,20 metros de altura, réplica de la que el mismo escultor, Rafael Alché esculpiría para rematar el emblemático monumento a Colón del puerto barcelonés.

Después de tantas vicisitudes, regresó definitivamente a España el tabaquero, José Gener Batet, sus últimos años hasta su muerte en 1900, los vivió preso de profundo pesar y dolor. Le sucede su esposa Dª Francisca Seycher de León, que mantiene la actividad de la fábrica con el encargado y hombre de confianza de la familia, Pablo Quadreny a la cabeza. La marca pasa a denominarse pasando Viuda de Gener y Cia. Fallece en 1909 (no está del todo claro), siendo esta vez su hija Lutgarda Gener Seycher la que hereda la marca, que vuelve a cambiar su denominación en 1910 a Hija de José Gener.

A la muerte de Lutgarda Gener Seycher, el 21 de noviembre de 1919, la marca pasa en 1920 a la sociedad Torres, Gener Hnos. que agrupa su marido e hijos.

En 1931, la familia Gener vende todas sus marcas de cigarros con el fin de centrarse más en sus propiedades de caña de azúcar. Las marcas Hoyo de Monterrey y La Escepción son adquiridas por la firma de Fernández, Palicio y Cía., sociedad compuesta por Ramón Fernández y Fernando Palicio Argüelles, que las incorporan a su impresionante lista de marcas con Punch y Belinda a la cabeza. En 1948, a la muerte de su socio, Palicio se convierte en único propietario de la empresa hasta su nacionalización por el gobierno cubano. En 1958 sus líneas de cigarros representaron el 13% de las exportaciones de habanos.

Viene al caso destacar que Fernando Palicio Argüelles era sobrino de Ramón Argüelles del Busto, socio y vicepresidente de la sociedad Rodríguez, Argüelles y Cia, socios y propietarios de la marca Romeo y Julieta entre otras, siendo su tio Ramón Argüelles quien le lleva a trabajar en la fábrica Romeo y Julieta y aprender allí la gestión de una industria tabaquera con tan buenos maestros. José Soler Lezama, otro sobrino de Argüelles, esta vez por farte de su esposa, se quedó como dueño de la fabrica de cigarrillos Gener. (*6)

Después de que el gobierno de Cuba, en 1960, expropiara la empresa a sus legítimos propietarios, Fernando Palicio huye de Cuba a la Florida, donde posteriormente vendió sus líneas de cigarros a la familia Villazón, que continuó haciendo Punch, Hoyo de Monterrey, y los cigarros Belinda en fábricas de Tampa y Florida. Hoyo de Monterrey continuó la producción de tabacos en Cuba y en Honduras, siguiendo la línea clásica del puro cubano.

Se adjunta relación de Marcas anexas a la propiedad de José Gener (*3):

- La Escepción                                                    Gran Tabacalera Cubana
- José Gener                                                       Belinda
- Vuelta Abajo                                                    La Hermandad
- Hoyo de Monterrey                                          La Simpar
- Emperatriz de la India                                     La Flor de Corojo
- Proveedora Universal                                       Habanos
- La Gloria de Inglaterra                                    La Futura
- Gladstone                                                        Comerciante
- Imperio Alemán                                              Hija de Regimiento
- Monopolización                                               La Camarioca
- Trafalgar                                                         La Flor de Fernández García
- La Cruz de Malta                                             Smart Set

 

FUENTES DE INFORMACIÓN (*)

(*1)     Revista de la A.V.E. Coleccionable Grandes Tabaqueros - Jose Gener Batet, una vida marcada por el destino. Páginas 1 a 12, por Florencio Giménez Caballero.
(*2)     Revista de la A.V.E. Nº 272, Página 7 - Tabaqueros catalanes en Cuba.
(*3)     Libro cien anillas de calidad en la litografía tabaquera. Autores: Florencio Giménez Caballero y Manuel López Rodríguez.
(*2)     http://www.vivirasturias.com/asturias/belmonte-de-miranda/heres-y-palacios-maria-de-la-concepcion-concha-heres/es    FUENTE: Mónica Pérez Robles, «Concha Heres», Viejo Cubia (revista histórica de Grado), nº 3, págs. 14-17, diciembre 2004).
(*3)     http://secretoscuba.cultureforum.net/t8160p900-fotos-de-cuba-solamentes-de-antes-del-1958?highlight=camilo   
(*4)     http://www.palabranueva.net/contens/04/000103-3.htm               Historia del Centro Asturiano de La Habana storia por Orlando Segundo Arias
(*5)     http://www.asturiaspordescubrir.com/articulo/la-perla-de-las-antillas/      Asturias por descubrir. La perla de las Antillas.
(*6)    Información facilitada por un nieto del tabaquero Ramón Argüelles del Busto.

 

 
Contador de visitas a las páginas
de "Grandes Tabaqueros"
Gracias por su interés.
 
066894
     
Contador de visitantes
de esta Web.
 
Counter