.. A la memoria de mi padre: D. José Berni Gómez q.e.p.d. iniciador de esta colección

COLECCIONISTA DE VITOLAS DE PUROS
JUAN ALBERTO BERNI GONZALEZ (vitólfilo)   A.V.E. 1415

.

. el tabaco y su entorno-activo . La vitola . IntercambiosComprasVentas .


Grandes Tabaqueros y sus Marcas

Página Inicial La Vitolfilia La HABILITACIÓN de Caja de Puros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Grandes Tabaqueros Relacion de Grandes Tabaqueros y sus Marcas

Antonio LópezRetrato de Antonio López,
primer Marqués de Comillas


antonio lÓpez Y LÓPEZ DE PIÉLAGO (*) nació en Comillas (Cantabria) el 13 de abril de 1817 en el seno de una familia humilde. Huérfano de padre a los dos años, su madre tuvo que hacer frente a la crianza de sus tres hijos sin más ayuda que su propio esfuerzo, por lo que Antonio tuvo pronto que trabajar para ayudar a la economía familiar.
No había cumplido los 10 años cuando deja Cantabria y viaja a Andalucía para trabajar junto a unos familiares.
En 1831 regresa y se instala de nuevo en la casa de su madre. Desde allí veía partir paisanos suyos en barco hacia América, en busca de una vida mejor. Maravillado por las historias de éxito de otros emigrantes, decide muy joven emprender viaje a Cuba y probar allí fortuna.
Algunas fuentes dicen que huía de la justicia como consecuencia de su implicación en una reyerta callejera acaecida en su villa natal, teniendo que partir apresuradamente camino de Santander, donde le esperaba una fragata propiedad de un buen amigo de la familia, a punto de zarpar para Cuba y con instrucciones al capitán de esconderle hasta su llegada a Cuba.(*7). Otras fuentes no mencionan este incidente y aseguran que fue un paisano suyo, el naviero Fernández de Castro, quien le proporciona un pasaje desde Cádiz a Cuba en el barco "Reina de los Ángeles".

Una vez en Cuba, trabaja durante diez años de mozo junto con otro emigrante y paisano suyo, Manuel Calvo, ahorrando todo lo posible para poder afrontar en 1841 su primer negocio, que consistía en fletar un barco de harina procedente desde Santander hasta La Habana, que luego venderán en Santiago de Cuba, logrando unas ganancias en efectivo con las que regresan a Comillas como un joven y prometedor indiano.

Vuelve a Cuba y con el dinero que le queda se instala en Santiago, alquila en 1844 un local en la calle Santo Tomás 26, a Andrés Brú Puñet, adinerado catalán instalado en Cuba lustros antes, e instala allí una pequeña tienda donde vendía todo tipo de géneros de baratillo o baja calidad. Al poco tiempo, necesitado de dinero para financiarse, acude al asturiano Domingo Antonio Valdés y en 1847 acaba creando la sociedad regular colectiva Valdés y López, de la que ambos eran sus únicos socios. Su deuda con Valdés llega a superar en noviembre de 1847 los 20.000 pesos (100.000 pesetas). Entonces decide dar el paso que cambiaría definitivamente su vida: aprovechando las buenas relaciones que había tejido con Andrés Brú (dueño del local donde se ubicaba su tienda) decidió pedirle la mano de una de sus hijas, Luisa Brú Lassús. Lograba con ello una buena dote y la posible financiación de sus proyectos; a eso se llama hacer un buen negocio..
La boda de Antonio López se celebró en Barcelona en noviembre de 1848 y le supuso una dote de 9.000 pesos en efectivo e incorporar a su suegro Andrés Brú Puñet y a su cuñado Andrés Brú Lassús como socios de su compañía.

En mayo de 1849 regresa a Cuba y deshace la sociedad con Valdés, quedando como socios los hermanos López. En 1850 comienza una nueva colaboración con el empresario Domingo Antonio Valdés, según la leyenda negra centrados en negocios de compra y venta de esclavos, conducta muy criticada en nuestros días pero que era bastante habitual y consentida por la sociedad de aquellos tiempos. Estos lucrativos negocios permiten a la sociedad de López ampliar sus actividades, adquiriendo en poco más de dos años (entre diciembre de 1850 y enero de 1853) varios ingenios de azúcar y cafetales en Cuba.

La epidemia de cólera de 1853 anticipa la vuelta definitiva de la familia a la península. El matrimonio se instala con sus tres hijos (María Luisa, Isabel y Antonio) en el Palacio de Puertaferrisa de Barcelona, frente a las Ramblas. Al poco de llegar, el 15 de mayo de 1853, nace su cuarto hijo, Claudio, el cual debido al prematuro fallecimiento de su hermano Antonio, heredaría como veremos más adelante gran parte de su fortuna.
El 29 de julio de 1953 se produce la primera liquidación de la empresa Antonio López y Hno., que unido a las disputas familiares que se produjeron con sus cuñados tras la muerte de su suegro, Andrés Brú Puñet, será el origen de una gran parte de la famosa leyenda negra que siempre enturbió la biografía de Antonio López.
Nombrado consultor testamentario por su suegro en su lecho de muerte, gestionó la venta de todos sus bienes inmuebles en Cuba para luego invertirlos en Cataluña, mientras que sus cuñados defendían que la voluntad del difunto había sido que los bienes tuvieran la condición de usufructo de su madre hasta su fallecimiento, cosa perfectamente lógica y justa en cualquier testamento.

 

Vapor A.LopezAnuncio del Vapor Correo Antonio López

Paulatinamente, sus negocios se multiplican y su fortuna aumenta sin parar. Inicia sus actividades navieras comprando en subasta pública el transporte de correo entre la península y la isla caribeña, para lo que adquirió en Amberes dos barcos el "París" y el "Ciudad Condal" y con ellos funda en 1850 su primera naviera, la Compañía de Vapores Correos A. López. Para entonces ya era propietario o copropietario de tres sociedades: Antonio López López, Valdés y López y López y Hermano.
Antonio López tenía importantes vínculos de amistad y cooperación con el catalán Juan Güell y Ferrer, a la sazón diputado, senador y persona de gran importancia en la industria metalúrgica catalana, y por tanto mantenía fuertes conexiones con el gobierno de Madrid; incluso en 1871 llegarían a emparentarse mediante el matrimonio de su hija mayor Luisa Isabel López Bru con  Eusebio Güell, hijo de Juan Güell.
Los citados contactos permiten en 1859-1860 entrar en negocios con el gobierno español. En 1861 consigue el servicio recién privatizado para el transporte de la correspondencia ultramarina entre la península y Cuba, Puerto Rico y Santo Domingo, que requerirá la actividad de nueve vapores de hélice.

En 1864 presta sus barcos para el traslado de soldados a las campañas bélicas de la guerra de África y a partir de 1868 para el transporte de soldados, material y avituallamiento con destino al primer conflicto civil entre Cuba y España o Guerra de los 10 años. Serían más de 1.000 los viajes que la naviera realizó al servicio de dicha guerra civil en Cuba, transportando unos cuatrocientos soldados entre Cuba y la península. Incluso en 1898, perdida la Guerra de Cuba, también controlaron el regreso de soldados y de los peninsulares radicados en Cuba, Filipinas y Puerto Rico.

Se introduce también en negocios financieros y ya en 1870 era inversor en el Banco de Crédito Mercantil de Cataluña con unas 12.000 acciones. En 1876 funda el Banco Hispano Colonial, del que llega a ser presidente y al que aportará 10.250.000 pesetas, un 13,7% de su capital inicial. Uno de los negocios más importantes en los que intervino financiar al gobierno español para el sostenimiento de sus intereses, por ejemplo la primera guerra de independencia de octubre de 1868, llegando a prestar al gobierno hasta 25 millones de pesetas.
En el periodo 1880-1883 transformó el Banco Hispano Colonial en un verdadero banco de negocios, utilizándolo para ampliar sus relaciones tanto con el Banco de Castilla (y subsidiariamente con el Banco de París y de los Países Bajos) como con el Crédito Mercantil, que presidió a partir de 1881; lo usó, asimismo, para financiar la creación de la Compañía General de Tabacos de Filipinas, fundada en ese mismo año.
En estas fechas alcanza su plenitud como empresario e influyente personaje público. He aquí algunos de los acontecimientos relevantes: Bota y bautiza con el nombre de "Antonio López", un modernísimo buque de casco de acero y uso de luz eléctrica; preside el Banco de Crédito Mercantil; Incrementa su presencia en la Compañía Ferroviaria del Norte de la que era vicepresidente desde 1878 llegando a ser uno de sus mayores accionistas, de hecho la implicaría en la compra de unas minas hulleras de Asturias en Aller, operación que debió cerrar su hijo tras su repentina e inesperada muerte.

Claudio Lopez BruRetrato de Claudio López Bru,
2º Marqués de Comillas.

A nivel social y de repercusión mediática: en 1881 logra que la familia real aceptase su invitación para pasar el mes de agosto en Comillas. Alfonso XII correspondió a las atenciones recibidas aquel verano con la concesión a su amigo de un nuevo reconocimiento, otorgándole el título de Grande de España, y al año siguiente, el nombramiento de senador. Fue amigo del poeta Jacinto Verdaguer Santaló (1845-1902), navega un par de años como capellán en barcos de su naviera y atiende en su casa como presbítero. El poeta catalán le dedicó agradecido La Atlántida.
Colabora económicamente en todo momento con el gobierno español; gracias a ello y a propuesta del Ministerio de Marina, el rey Alfonso XII en agradecimiento le otorgó, en 1864, la condecoración de la Cruz de Isabel la Católica. Posteriormente, en 1878, Alfonso XIII le otorgaría el título de Marqués de Comillas.

Falleció en Barcelona, un martes 16 de enero de 1883, tras sentirse indispuesto al finalizar su habitual partida al tresillo. A su muerte, su hijo menor Claudio López de Piélago y Bru, segundo marqués de Comillas, heredaría todo sus negocios y patrimonio.
Con solo 29 años de edad, la herencia recibida reflejaba el control y la innegable gestión personalista que su padre había ejercido sobre esas compañías: cartera de acciones a su nombre, participación como accionista en todas esas empresas de personas vinculadas a él por parentesco, paisanaje, antiguos socios, etc., total control del Banco Hispano Colonial y, por último, el establecimiento de un núcleo estable de la alta burguesía catalana cuyos nombres y apellidos se repiten en los Consejos de Administración de las referidas empresas.
A pesar de que el testamento parecía obligar a una cierta disgregación de su patrimonio, pues su viuda, Luisa Bru, podía reclamar a la muerte de su marido la quinta parte de la herencia, en virtud de la promesa que López había establecido en los capítulos matrimoniales pactados en 1849 y también porque López establecía que el resto de la herencia debía acabar repartiéndose entre sus dos hijos Claudio e Isabel, por partes iguales, parece ser que el propio Antonio López había instituido un fideicomiso que beneficiaba exclusivamente a su hijo Claudio, estableciendo que la totalidad de los bienes raíces de la herencia debían pasar a manos de aquél que le sucediese como Marqués de Comillas, es decir, a su hijo Claudio (*3).

Cántabro visionario y emprendedor, de instinto y talento extraordinario para los negocios, fue una figura de primera magnitud en las finanzas del siglo XIX, dejando pruebas irrefutables de su genio en todas las empresas en las que participó: navegación marítima, ferrocarriles, bancos, industria minera, tabaco, azúcar, etc. Logró una de las mayores fortunas de la España de la segunda mitad del siglo XIX.
Seguir detenidamente, paso a paso, el proceso de su vida y de sus negocios es una experiencia realmente apasionante.

Una vez fallecido, creció una leyenda negra en torno a su persona. Algunos autores consideran que dicha leyenda, que atribuye al tráfico de esclavos una parte de su fortuna y el despegue inicial de sus negocios navieros caribeños, tendría su origen en Pancho Brú, cuñado de López (hijo de Andrés Brú Puñet ).
Cuentan que Pancho acusó al Marqués de Comillas, de haberse aprovechado de la buena voluntad de su padre para conseguir que dejara sus negocios en sus manos, de obligarle a trabajar desde muy niño, aún siendo el hijo de su socio y de haber sido el culpable de que su padre le desheredara, al nombrarle en su lecho de muerte consultor testamentario.
También dicen también que las acusaciones de Pancho son consecuencia de la pura envidia hacia López por haber conseguido la confianza de su padre.

Pero Antonio López es realmente importante para los vitólfilos y para los estudiosos de la industria del tabaco por ser el fundador de la Compañía General de Tabacos de Filipinas, que llegaría a ser un modelo de  productividad hasta bien entrado el siglo XX. La estrategia de la Compañía aprovechará los beneficiosos efectos del decreto publicado el 25 de junio de 1881 por el Ministro de Ultramar español Fernando león y Castillo por el que se ponía fin al monopolio y estanco del tabaco en Filipinas. La C.G.T.F. se fundaría oficialmente un día después, el 26 de junio de 1881, pues todo había estado fraguándose en la recámara durante años y por tanto la liberalización era ya un hecho prácticamente irreversible.

 

la huella de Antonio lÓpez en su tierra natal, comillas. (*8), (*9), (*11)

El Capricho de GaudíEl Capricho de Gaudí, en Comillas

El Capricho de Gaudí.- Su nombre auténtico es el de Villa Quijano, pero se le conoce a nivel popular por El Capricho de Gaudí por la idea de Máximo Díaz de Quijano, que fue quien lo encargo, de querer una residencia de tipo oriental. tener una casa de veraneo al lado de Sobrellano, que era el palacio de su concuñado. El Capricho fue proyectado en 1883 por el entonces joven arquitecto Antonio Gaudí Cornet, el mismo año que comenzaba su primera obra, la casa Vicens, y que se le encargaba el templo de la Sagrada Familia. Fue construido entre los años 1883 y 1885.

Universidad de ComillasEl grandioso complejo de la Universidad Pontificia de Comillas.

La Universidad Pontificia de Comillas.- Antonio López, como muchos otros indianos, no se olvidó de sus paisanos, y al final de su vida quiso que se le recordase como gran benefactor en su tierra natal. Los recuerdos de su dificil infancia y su temprana horfandad le inclinan a la construcción de un colegio de segunda enseñanza para niños pobres.
Finalmente, y a propuesta de su paisano, el jesuita Tomás Gómez Carral, que estaba buscando una nueva ubicación para el seminario de La Guardia donde ejercía de docente, financia la construcción de un seminario-escuela para niños pobres. Inicialmente se convino entre ambas partes que los jesuitas debían crear un colegio para niños pobres, pero posteriormente incluyeron la condición de que los aspirantes deberían tener vocación religiosa, y así fue con el consentimiento del Marqués de Comillas.
El 20 de mayo de 1883, cuatro meses después del fallecimiento de Antonio López, se colocaría la primera piedra del edificio en lo más alto de la colina de la Cardosa, siendo inaugurado a principios de 1892. Había nacido el Seminario Pontificio de San Antonio de Padua de Comillas
El 29 de marzo de 1904, el papa Pío X concede el privilegio de conferir los grados académicos, como cualquier universidad católica, pasando de Seminario a Universidad Pontificia de Comillas.

La Universidad Pontificia es uno de los edificios señeros y más representativos de Comillas, un complejo de majestuosos edificios situados en la colina de la Cardosa, dominando la ciudad de Comillas, compuesto por tres edificios principales: el Seminario Mayor (1892) el Seminario Menor (1912) y el Colegio Máximo (1944).
El Seminario Mayor es el edificio mas antiguo y de mayor valor arquitectónico. Su construcción fue dirigida desde el principio por Joan Martorell y levantado bajo la dirección de su discípulo Cristóbal Cascante, interviniendo también Puig i Cadafalch además de otros importantes artistas del modernismo catalán. Martorell utilizo un estilo ecléctico neogótico-mudéjar, austero exteriormente pero profusamente decorado en su interior, gracias a la intervención de Luis Doménech i Montaner a partir de 1889: puertas de bronce, escaleras, portada de acceso, etc.
El segundo edificio fue el del Seminario Menor, conocido por la fábrica de harina, construido en el periodo 1909-1912, es de un estilo sencillo y funcional.
El tercer gran edificio del complejo es el Colegio Máximo, inaugurado en 1940 para acoger el aumento de vocaciones.
Finalmente, en 1946 se puso la primera piedra de un cuarto y último edificio, el Pabellón Hispano-Americano, enorme edificación situada detrás del Seminario Menor, que quedó inacabado.

La Universidad-Seminario de Comillas cerró sus puertas en 1968, siendo trasladada la sede universitaria a Madrid. El 29 de junio de 1993 fue adquirida por la Caja de Cantabria por la sustancial cifra de 1.000 millones de pesetas. Gestionada desde entonces por la Fundación Comillas, permaneció infrautilizada y en progresivo deterioro hasta que en 2005 pasa ser gestionada por la Fundación Comillas del Español y la Cultura Hispánica.

 

El Palacio de SobrellanoEl palacio de Sobrellano, en Comillas
Monumento a Antonio López en su localidad natal, Comillas.

El palacio de Sobrellano.- Obra del arquitecto catalán Joan Martorell, uno de los maestros de Gaudí. De hecho éste último había sido ayudante de Joan Martorell en su proyecto y sería recomendado para dirigir las obras de la Sagrada Familia. El palacio fue construido entre 1878 y 1889 por expreso deseo del Marqués de Comillas en el mismo lugar donde estuvo su humilde casa. Junto con el Capricho de Gaudí y la Universidad Pontificia constituye uno de los monumentos clave de la villa de Comillas.
Se trata de un aparatoso y espectacular edificio, casi un palacio de cuento de hadas, propio del estilo neogótico tan de moda en la época. Situado en un paraje de ambiente romántico, presenta una fachada con galerías abiertas de arcaduras trilobuladas y fina columnata; por dentro es tan ostentoso como por fuera. Parte del mobiliario lo proyectó Cristóbal Cascante, interviniendo también en la parte artística el pintor Lorens y Masdeu y el escultor Joan Roig
Actualmente es propiedad del gobierno de Cantabria, que lo utiliza como centro cultural y de exposiciones. 

La capilla-panteón.- Situada a unos pocos metros a la izquierda del palacio de Sobrellano, y junto a la Universidad Pontificia y el Capricho conforman un conjunto realmente único del modernismo catalán. En ella podemos  contemplar los bellos mausoleos de mármol, obra de escultores modernistas como Llimona y Vallmitjana. La capilla, obra también de Joan Martorell, fue construida entre 1878 y 1881.
Parte del mobiliario fue diseñado por Gaudí. La capilla fue acondicionada para ser el panteón de los descendientes de Antonio López.

 

Dado la gran importancia que tuvo LA COMPAÑÍA GENERAL DE TABACOS DE FILIPINAS y su prestigiosa fábrica LA FLOR DE LA ISABELA en el panorama tabaquero internacional, he considerado más indicado dedicarla un capítulo independiente, al objeto de tratarla con la suficiente profundidad.

 

 

 

FUENTES DE INFORMACIÓN.

(*1)    XL aniversario de la fundación de la Asociación Vitolfílica Española.  Coleccionables de la A.V.E.   Antonio López y la Compañía General de Tabacos de Filipinas. 
(*2)    Proyecto Filosofía. Antonio López López 1817-1883 desde 1878 primer Marqués de Comillas.            http://www.filosofia.org/ave/001/a173.htm
(*3)    La casa de comercio de los marqueses de comillas (1844-1920).  Autor Martín Rodrigo y Alharilla.  Universitat Pompeu Fabra (Barcelona)               http://www.unizar.es/eueez/cahe/martinrodrigo.pdf    
(*4)    Comillas y Antonio López de Piélago.   Escrito por: P.Argenter         http://www.phistoria.net/reportajes-de-historia/COMILLAS-&-ANTONIO-LOPEZ-DE-PI%E9LAGO_111.html
(*5)    1898: España y el Pacífico. Interpretación del pasado, realidad del presente.  Asociación Española de Estudios del Pacífico, 1999. Autor: Florentino Rodao, Universidad Complutense de Madrid      http://www.florentinorodao.com/academico/aca99c.htm
(*6)    Estudio económico y contable de la C.G.T.F : 1881-1922. Autores: Ramon Bastida (Universitat Pompeu Fabra), Antonio Somoza (Universitat de Barcelona), Josep Vallverdú ( Universitat de Barcelona)
(*7)    Manuscrito inédito, obra de Carmen Fernández de Castro sobre la historia de su familia, recogido por María del Carmen Cózar en su documentado trabajo sobre la firma naviera y comercial Ignacio Fernández de Castro y Cía       http://revista.raha.es/bru.html
(*8)   "El Capricho" de Gaudí         http://www.elcaprichodegaudi.com/comillas.php 
(*9)    Seminario y Universidad Pontificia de Comillas 1892-1968       http://www.filosofia.org/ave/001/a175.htm 
(*10)  La Compañía General de Tabacos de Filipinas 1881-1981. Autor Emili Giral y Raventós  
(*11)   Trasvía y los Cámbaros        http://www.trasvia.org/comillas/spain/elseminario.html

 

 
Contador de visitas a las páginas
de "Grandes Tabaqueros"
Gracias por su interés.
 
071694
     
Contador de visitantes
de esta Web.
 
112222